Guerra de Medios

Guerra de Medios
Desde que el presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Más, decidiera llamar anticipadamente a las urnas a los ciudadanos catalanes parece que los medios de comunicación han encontrado un filón para confrontar a catalanes con el resto de comunidades.

Al parecer, ya no importa la ética periodística, ahora solo importa difamarse los unos a los otros con tal de enganchar al gran publico para que sus debates políticos sean los más vistos, pero sin querer quedar mal con sus políticos , no vaya a ser que les quiten las subvenciones o los investiguen. Unos solo quieren conservar lo que los otros llaman "la gallina de los huevos de oro", y los otros conseguir llegar a ser un estado propio.

Pero lo que parece que no ven, o no quieren ver, es que con difamaciones y manipulaciones llegaremos a tener un punto de crispación tal, que no nos podremos ver los unos a los otros y eso no es nada bueno. O acaso lo que están intentando hacer es incitarnos hasta que echemos espuma por la boca para después arrojarnos en mitad de la calle para pelearnos como si fuera una pelea a muerte de enrabiados Pitbulls. Quizás, lo que quieran es simplemente eso, que ocurra una desgracia para al principio ponernos las manos en la cabeza y después acusarse los unos a los otros de ser los responsables mientras ocultan el verdadero problema sin buscar una solución.

El último filón que han encontrado los medios de comunicación para continuar con esa guerra es el clásico futbolístico que enfrentó a los mejores equipos del mundo, Fútbol Club Barcelona - Real Madrid. Los de medios con central en Madrid alzaban sus manos a la cabeza porque el Camp Nou recibiría a los jugadores de ambos equipos con un gran mosaico de la Senyera (constitucional) catalana con el lema "Barça!" tachándolos de "anormales", o con las previas declaraciones del presidente del Barcelona, Sandro Rosell, que clamaba a los chavales de las categorías inferiores del club diciéndoles que no sólo representan a un club, si no también a un país. Yo no comparto estas palabras de Rosell, al igual que tampoco comparto el palco de cada partido del Madrid plagado de todos los altos cargos de la política nacional y particularmente del Partido Popular, para "según rumores" presuntamente beneficiar al club de Chamartín, aunque esto sí lo vean con buenos ojos.

Personalmente, cuando veo a los medios de nivel nacional me da un ramalazo independentista, y cuando veo a los medios catalanes siento un sentimiento contrario al independentismo. Y tengo la intuición de que no soy el único que tiene esta sensación y esto se solucionaría con medios éticos y veraces sin anteponer la verdadera realidad a los intereses personales.

Un Besazo Musical
Minu

Revisión ortográfica
@Maria_Villalon

Escrito por  Minu

Deja un comentario

Asegúrese de introducir la información requerida con la marca (*). No está permitido el Código HTML.

Follow

tweeter facebook tuenti myspace

SINTONIZANOS

Colaboran

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Colaboramos

bannerlcbdm